Drusas de Recarga – ¿Cómo escogerlas?

¿Sabías que una manera muy sencillita de recargar tus minerales es con una drusa de amatista?

La amatista es la «reina» muchas veces hemos hablado de ella y de la cantidad increible de propiedades que tiene, pues hoy sumamos una mas, la amatista como «plataforma de recarga», vaya como si fuera el cargador del movil.Amatista propiedades de recarga de piedras curativas

Estas drusas son autolimpiantes, es decir ellas mismas se limpian y se recargan sin necesidad de que tu intervengas, eso si de vez en cuando un pañito suave hay que pasarle eh… Que el polvo no lo espanta … Jajajaj.

Hoy os voy a explicar cómo escoger estas drusas tan especiales o bueno, mas bien, os voy a dar mi opinión personal de cómo escoger una buena drusa de recarga. Ya sabéis que como en todo esto de las piedras es siempre una experiencia muy personal, quizás lo que yo os cuente no sirva para todo el mundo pero bueno, yo lo hago con ánimo de que os pueda servir de orientación.

Hay 3 cosillas fundamentales:

COLOR: cuanto mas intenso notaréis que la drusa tiene mas «poderío»

CRISTALIZACIÓN: para mi es importante que las puntitas estén bien formadas, que no sean demasiado grandes y que se repartan de manera uniforme en toda la drusa.

TAMAÑO y FORMA: Normalmente yo las drusas las utilizo para recargar piezas de joyería o minerales demasiado porosos como para pasarlos por agua y/o sal, así que busco un tamaño y una forma mas bien planita donde puedan descansar a gusto.

¡¡Ojo!! La drusa es una plataforma de recarga pero no propiamente de limpieza y/o purificación de piedras. Para una limpieza en profundidad de piedras con las que no podamos utilizar ni el agua ni la sal os redomiemdo hacerlo con Palo Santo.

El procedimiento es sencillo, colocas la pieza que quieras limpiar y/o energetizar encima de la drusa y la dejas ahí encima  hasta que veas que «ha vuelto a la vida», para los novatos, un par de horas suficiente, pero si os la queréis  «olvidar» toda la noche tampoco pasa nada.

Como toso en la vida, deberéis experimentarlo por vosotr@s mism@s, yo os puedo contar mil películas, pero vosotr@s tenéis que hacer la vuestra propia y esa será la verdaderamente válida.

Hacedlo con libertad, no os comáis demasiado la cabeza y lo mas importante … DISFRUTARLO y  SENTIRLO, permitiros el lujo de sentir cositas  diferentes independientemente de si encontrais manera de explicarlo con palabras o no.

¡ANIMO PEDRER@s!

visita-tienda-on-line